Dani Molina, el deportista sin límites

Dani Molina, el deportista sin límites

2017 ha sido el año del paratriatleta español Dani Molina, en el que se ha proclamado Campeón de España, de Europa y el Mundo. Imagen facilitada por Dani Molina
2017 ha sido el año del paratriatleta español Dani Molina, en el que se ha proclamado Campeón de España, de Europa y el Mundo. Imagen facilitada por Dani Molina

2017 ha sido el año del paratriatleta español Dani Molina, en el que se ha proclamado Campeón de España, de Europa y el Mundo. Todo un hito de este madrileño, siempre en busca de nuevos límites con los que llevar al deporte español a lo más alto de las competiciones internacionales.

¿Qué supone para ti y para tu carrera haberte proclamado Campeón de España, de Europa (Kitzbühel) y el Mundo (Rotterdam) en un mismo año?

Es una meta que llevaba tiempo buscando, casi desde que empecé en triatlón. He rozado la victoria varias veces, pero lograr los tres títulos el mismo año es algo único, casi irrepetible… aunque intentaremos repetirlo la próxima temporada.

Según has dicho, es un sueño que “ha tardo 6 años en llegar” y en el que se acumulan muchos sentimientos… ¿Cuál ha sido tu motivación para seguir persiguiendo ese sueño año tras año?

Tener tan cerca la victoria es ya una motivación para querer alcanzar esa meta. Todos los días, en cada entrenamiento, me decía a mí mismo que este iba a ser el año en el que lograría el Campeonato del Mundo. Es un gran sacrificio porque dejas de hacer muchas cosas por lograrlo, pero al final merece la pena. Tengo la suerte que mi mujer y mi familia me han apoyado al cien por cien para conseguirlo.

¿En algún momento se te ha pasado por la cabeza tirar la toalla o que nunca iba a llegar ese instante?

Nunca he tenido esa sensación… quizá una de las razones es que hemos ido creciendo poco a poco, subiendo uno o dos peldaños cada temporada hasta conseguir estos resultados.

Te has proclamado campeón de España de natación (200 y 100 m. espalda) competiendo con personas sin discapacidad. ¿Los límites los fabricamos nosotros?

Sí, estoy de acuerdo. Creo que no hay que ponerse límites. Es verdad que, tras participar en los Juegos Paralímpicos 2004, me centré en la natación y poco a poco fui progresando hasta lograr el Campeonato de España 100 m. espalda en categoría Master, frente a nadadores sin discapacidad. Ese es un ejemplo de que nada es imposible. Yo intento no ponerme límites a nada.

Hablando de tu trayectoria y palmarés, en la que hay un buen número de victorias, ¿hay entre todas ellas alguna te haya hecho especial ilusión?

Si exceptuamos el Campeonato del Mundo, hay una prueba que no fue una victoria pero que, para mí, como si lo fuera. Tengo un grato recuerdo del primer Campeonato del Mundo en el que participé -en 2012- en el que quedé subcampeón tan solo con unos meses compitiendo en triatlón. De hecho, ese era el tercer o cuarto triatlón en el que participada. Fue una sorpresa porque competía contra deportistas con 5 o 6 años de trayectoria en triatlón.

Antes de comenzar con el triatlón ya nadabas, esquiabas, practicabas tenis, atletismo, windsurf…

He sido muy deportista, desde muy pequeño, y en mi familia también. Siempre me ha gustado probar nuevas disciplinas y ahora mismo no concibo mi vida sin deporte.

En 2011 comenzaste con la bici (MTB) y poco después ya salías a correr habitualmente. Como nadabas, salías en bici y corrías, el siguiente paso era acabar un triatlón. En poco más de un año te proclamaste Campeón del Mundo de Acuatlón, Campeón de España de Duatlón y Subcampeón del Mundo de Triatlón. ¿Te esperabas ese éxito tan repentino?

No, la verdad. Al primer Campeonato del Mundo fuimos de novatos, un poco para probarnos. Entonces, mi punto fuerte era la natación, y al final fue el tramo decisivo en el que saqué una ventaja suficiente para aguantar el resto de carrera. Pero para nada me esperaba esos resultados en tan poco tiempo.

Esta progresión es aún más sorprendente después de tu accidente. Ese hecho, que podría llegar a hundir a cualquiera, para ti fue un revulsivo. ¿Te sientes ejemplo o inspiración para otras personas que hayan sufrido una experiencia similar?

Siempre digo que no me siento ejemplo para nadie porque hago lo que me gusta, pero si lo que hago sirve de inspiración para alguna persona que ha vivido lo mismo que yo, bienvenido sea. El deporte me sirvió de reacción tras el accidente; es una actividad que ayuda a alcanzar objetivos y superar metas.

Participaste en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, en la especialidad de natación… ¿Qué tal fue la experiencia?

La experiencia personal fue irrepetible, muy bonita. Mis primos fueron olímpicos así que estar allí era algo especial. Para un deportista representar a tu país en unos Juegos Olímpicos es lo máximo. Deportivamente hablando ya no fue tan bueno, porque enfermé unos días antes y no puede rendir al nivel esperado, pero me llevé una experiencia increíble y que pocos pueden presumir de haberla vivido.

Ahora sigues representando a España en las máximas competiciones internacionales de paratriatlón. ¿Qué sientes al llevar el peso un país en tu dorsal?

Representar a España es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista. Es mi país, en el que vivo y para el que compito. Siento un orgullo enorme llevar la Marca España del deporte por las competiciones internacionales más importantes, y también es un honor poder ganar títulos para mi país.

España logró 31 medallas en los pasados Juegos Paralímpicos de Río. Desde tu punto de vista, ¿Cómo ves el deporte paralímpico español?

Creo que España ha sido siempre una potencia mundial en el deporte Paralímpico, pero hay muchas cosas por hacer todavía y se necesita más compromiso con los deportistas.

Como nadador -dentro de las tres disciplinas que practicas- tendrás a Teresa Perales, la española más laureada a nivel paralímpico (con 26 medallas desde su debut en Sídney 2000), como referente del deporte paralímpico español. ¿Qué otras figuras destacarías?

Hay muchos deportistas españoles en el máximo nivel. Teresa, a la que conozco personalmente como compañera de Selección, es un modelo a seguir no sólo para los deportistas paralímpicos sino para todos los deportistas. Dentro del mundo de triatlón, tenemos a grandes figuras como Javier Gómez Noya, Fernando Alarza o Mario Mola, que no solo son excelente deportistas, sino personas muy cercanas en la convivencia con la Selección en todas las competiciones en la que participamos.

¿Cuál es tu objetivo ahora que ‘lo has ganado todo’?

Lo primero, intentar repetir lo conseguido esta temporada. También me gustaría hacer algún Ironman 70.3 (Medio Ironman) y, en un futuro, sueño con poder completar el Ironman de Hawái, la carrera más importante del mundo de triatlón. Es una prueba durísima, en la que cada año participa, invitado por la organización, algún atleta con discapacidad. Hay otros españoles que participan en esa carrera -en la categoría PRO destacan Iván Raña, Eneko Llanos (que lleva 12º ediciones) y Gurutze Frades- pero si algún día consigo llegar y completarla, si no me equivoco, sería el primer deportista español con discapacidad en lograrlo.

Sin duda creo que sería el Ironman de Hawái. Es la prueba con más repercusión mundial en el mundo de triatlón y sería especial concluir mi carrera en esta carrera.