Marta Parra y Ángela Müller han creado un nuevo concepto dentro de la arquitectura: la arquitectura de maternidades. Parra-Müller Arquitectura de Maternidades

Uno de sus primeros trabajos fue la renovada unidad de parto del Hospital Universitario HM Nuevo Belén de Madrid. Parra-Müller Arquitectura de Maternidades

Acaban de inaugurar el moderno Hospital de Día Oncológico de Aranda de Duero, Burgos. Parra-Müller Arquitectura de Maternidades

También han recibido el Premio Sanitarias de ingeniería hospitalaria 2018. Parra-Müller Arquitectura de Maternidades

Una nueva visión española del diseño hospitalario

Marta Parra y Ángela Müller han creado la arquitectura de maternidades. Con ella buscan mejorar los procesos de parto en las embarazadas y humanizar los espacios sanitarios.
18/04/2018

¿Hospitales más humanizados? ¿Más cómodos y personalizados? ¿Por qué no? A partir de sus propias experiencias dando a luz, las arquitectas Marta Parra (Madrid, 1972) y Ángela Müller (Salzburgo, Austria, 1974) decidieron mejorar los sistemas en los procesos de parto.

Así, en 2007 iniciaron una nueva forma de entender la arquitectura sanitaria a través de su firma: Parra-Müller Arquitectura de Maternidades. Sus ideas han creado un renovado paradigma que está dando un completo lavado de cara a los espacios hospitalarios. Su objetivo es aunar la belleza y los elementos naturales con áreas adaptadas a las necesidades de las embarazadas, y sin olvidarse en ningún momento del bebé, la familia y los profesionales médicos.

El Hospital Universitario HM Nuevo Belén de Madrid, el Hospital Universitario de Getafe o la Clínica Universitaria de Navarra en Madrid, entre otros, ya llevan su marca. Trabajos por los que recientemente han sido galardonadas con el Premio Sanitarias de Ingeniería hospitalaria 2018 otorgado por la revista Sanitaria 2000 y el Primer Premio de Hospitales-Atención a la Mujer, así como el Premio especial a la innovación y transformación 2017, de manos de la Asociación Internacional de Diseño Interior (IIDA).

Ambas habéis unido vuestra profesión y vuestra pasión creando espacios más cómodos y adaptados a las necesidades de las embarazadas durante el parto.

Marta Parra (MP): No solamente durante el parto, sino también en lo que son los procesos hospitalarios. Hemos empezado por las maternidades, un poco por interés nuestro, pero la idea es conseguir que los espacios favorezcan y condicionen a las personas que lo usan: pacientes, acompañantes y profesionales para que lo que ocurre en estos lugares sea más saludable y más cómodo.

¿En qué benefician vuestros espacios a las embarazadas a la hora de dar a luz?

Ángela Müller (AM): Lo que hemos hecho a través de la arquitectura es crear un cambio de espacio donde la mujer ya no se traslada de una habitación a otra durante el proceso. La mujer se queda en el mismo espacio, el cual hace suyo.

Todo el parto se desarrolla en ese único lugar. Y ahí, entre otras cosas, cuenta con un baño privado, una zona de acompañamiento, luz natural… Con eso generamos un entorno de intimidad donde ella es la dueña.

MP: La evidencia científica ha corroborado que para que los partos vayan bien, la mujer necesita unos niveles altos de intimidad y seguridad. Y nuestras propuestas se dirigen hacia esa dirección. Si la mujer se siente cuidada en su privacidad y se encuentra en un espacio seguro, ese parto con alta probabilidad va a ir mejor porque dejara de sentirse nerviosa, estresada, bloqueada…

Pero vuestros diseños no se adaptan únicamente a las mujeres, sino que también tienen presentes al bebé, la familia y, por supuesto, a los profesionales.

AM: Para que un parto vaya bien, un factor fundamental es no meterle prisa a la mujer. Por tanto, hay que cuidar que los acompañantes también tengan su espacio. Y lo mismo para los profesionales. Cuando las personas de alrededor se sienten cómodas es menos probable que se empiece a meter prisa a la embarazada.

Gracias a vuestra dedicación habéis creado un proyecto pionero en España, donde buscáis una mejora del Diseño Basado en Evidencias (EBD) de los espacios de parto.

MP: Sí, así es. Son propuestas integrales que tienen que ver no solamente con la funcionalidad o con los procesos del parto, sino que también incluimos como parte importante la belleza. Algo que hace que nuestra propuesta sea bastante única a día de hoy. No hay casi ninguno o ningún otro estudio que genere propuestas como las que hacemos nostras.

Recientemente habéis resultado ganadoras del premio especial a la innovación y transformación del VI Concurso anual de Diseño Interior en Infraestructuras Sanitarias de la Asociación Internacional de Diseño Interior por vuestro proyecto sobre el paritorio en el Hospital Universitario HM Nuevo Belén de Madrid. ¿En qué consiste esta iniciativa?

AM: Más que un paritorio es una unidad de parto con tres salas. Cada sala tiene su espacio privado de baño junto con áreas para los profesionales. Es un proyecto que se hizo en un hospital básicamente monotemático porque se dedica casi en exclusiva a la maternidad.

MP: Queríamos hacer un proyecto pionero y lo más interesante de él es la posibilidad de comparar los resultados que se consiguen cuando se unen los espacios adecuados con los profesionales que saben trabajar de una manera más fisiológica. Cuando se juntan estos elementos nos acercamos mucho más a las directrices impartidas por la OMS para la culminación del embarazo.

¿Cuál es vuestra opinión sobre la arquitectura española?

MP: Actualmente se ha dado paso a obras donde son mucho más importantes conceptos como la sostenibilidad, que ha venido ya para quedarse con nosotros. Ahora se piensa la arquitectura desde los ojos de la sostenibilidad, de los recursos económicos limitados. Esto está dando lugar a proyectos, estudios, edificios y reflexiones muy interesantes donde la ciudadanía está siendo incorporada a determinados procesos urbanísticos. A través de ello se ha formado una nueva generación de arquitectos frescos con ideas regeneradoras.

El prestigioso arquitecto Vicente Guallart nos aseguró que “España está en la Champions League de la arquitectura mundial”. ¿Estáis de acuerdo?

MP: Yo creo que tenemos grandes escuelas de arquitectura, tenemos grandes estudios de arquitectura, tenemos grandes profesionales, tenemos pasión, tenemos conocimiento… Estamos trabajando muy bien tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, desde luego.

¿Qué nuevos proyectos tenéis entre manos en estos momentos?

AM: Acabamos de inaugurar el Hospital de Día Oncológico de Aranda de Duero (Burgos). Ahora nos estamos dedicando también al paciente oncológico. Estamos ultimando dos proyectos para hospitales públicos, pero de vuelta a las maternidades, y estamos profundizando en el tema de las urgencias y los espacios profesionales. Estamos ampliando un poco la vista.

MP: Nuestras tres patas son la consultoría, el proyecto y la investigación. A nivel de investigación estamos trabajando ahora en una iniciativa muy bonita sobre los espacios de los trabajadores administrativos de los hospitales, para conocer cómo afectan los diseños de las zonas en las que trabajan a su rendimiento y productividad... Estamos completando el marco de lo que son todos los usuarios hospitalarios.

Lo que queremos es que los hospitales no sean máquinas de funcionar, sino que también sean maquinas de aportar bienestar a través de la armonía, de la belleza de los elementos naturales, etc. Esta es la labor que los arquitectos podemos proporcionar hoy en día. Hay un campo enorme a explorar dentro de la humanización y la generación de bienestar sanitario.