Empresas españolas que ayudan a Los Ángeles y San Diego a ser ‘smart cities’

  • España en los Medios

Empresas españolas que ayudan a Los Ángeles y San Diego a ser ‘smart cities’

Vas por la calle de paseo cuando encuentras un grafiti en la tapia del parque. O hay un agujero en el centro de la calzada en tu ruta hacia el trabajo. En San Diego, sacas tu teléfono, haces una foto y la envías al departamento competente del Ayuntamiento a través de una app que se llama Get it done (consigue que se haga, más o menos). Ya está. Ni hojas de reclamaciones, ni colas en el departamento en cuestión, ni llamadas con esperas e hilo musical. Según Jonathan Behnke, encargado de la Oficina de Información de la ciudad de San Diego, al sur de California, 26.000 residentes se han descargado en sus teléfonos esta app y se han recibido 130.000 quejas o informes ciudadanos desde su lanzamiento, a mediados del año pasado. Ni San Diego, la octava ciudad más poblada de EE UU, ni su vecina del norte Los Ángeles, la segunda, quieren quedarse atrás en la aplicación de nuevas tecnologías para mejorar la vida de sus ciudadanos.

“Nadie quiere ser una ciudad tonta, bromea Ted Ross, el responsable TI en Los Angeles. “Para nosotros se trata de unir dos conceptos básicos: digitalización de la información y las gestiones, e intercomunicación entre todos los distintos departamentos", explica. “Lo más importante no es que innovemos en cada área de la ciudad por separado, obligando al residente a descargar una app por departamento, lo más importante es que estén todas interconectadas”.

Esta es la primera vez que se dedica al tema de las ciudades inteligentes una de las ponencias del foro de inversión España-EEUU organizada por la Oficina Comercial española en Los Ángeles y el ICEX (Instituto de Comercio Exterior). Además de empresas punteras participando en la mayoría de proyectos de infraestructuras y energías renovables de California, de España llegan también soluciones smart para la gestión municipal. “California es un estado pionero en reunir inversión como empresas en este ámbito. No es que sus ciudades vayan por delante de otras, pero sí hay un entorno creado que es muy favorable, por ejemplo en conectividad. Además, si estás aquí, tienes repercusión mundial”, explica África Arévalo, de Wellness Smart Cities, una empresa española cuyas soluciones están presentes en ciudades de Europa y América.

El de ciudad inteligente es un concepto amplio que abarca soluciones en marcha desde hace años en muchas ciudades. Pero es ahora cuando comienzan a agruparse todas bajo el mismo paraguas. “Una ciudad inteligente es cualquier urbe que utiliza la tecnología de la información para mejorar los servicios y la vida de sus residentes”, resume Arévalo. No hace falta imaginarse coches sin conductor flotando entre pantallas etéreas: cualquier municipio que tiene la información, por ejemplo, de su flota de autobuses urbanos disponible en una app ya es una smart city. La gestión smart puede abarcar desde instalar farolas con sensores para optimizar el gasto eléctrico a monitorizar digitalmente lo llenos que están los contenedores para la recogida de residuos, aplicaciones ambas en las que Wellness es veterana.