Este año se han contabilizado alrededor de 100.000 visitantes

En total, la feria contó con 208 galerías de 29 de países

Se calcula que unos 30.000 asistentes fueron profesionales que acudieron durante los dos primeros días

ARCOMadrid 2018 registró entre un 10% y un 20% más de adjudicaciones que en certámenes anteriores

ARCOmadrid cierra su mejor edición en diez años

La 37ª edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ha registrado alrededor de 100.000 visitantes y el mayor volumen de ventas en la última década.
13/03/2018

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOmadrid 2018 ha cerrado sus puertas con el mayor volumen de ventas desde el año 2008. Su 37ª edición, que se celebró en IFEMA entre los días 21 y 25 de febrero, registró entre un 10% y un 20% más de adjudicaciones que en certámenes anteriores.

Este año se han contabilizado alrededor de 100.000 visitantes, de los cuales se calcula que unos 30.000 asistentes fueron profesionales que acudieron durante los dos primeros días del festival. En total, la feria contó con 208 galerías de 29 de países, entre ellas algunas tan importantes a nivel mundial como Thaddaeus Ropac, Hauser & Wirth, Alexander and Bonin o Chantal Crousel.

Aunque el comprador predominante en ARCO es el coleccionista privado, varios museos e instituciones españolas se llevaron una buena remesa de piezas  artísticas para sus colecciones.

Por ejemplo, la Fundación ARCO, cuya colección se aloja en el Centro de Arte Dos de Mayo de Móstoles (Comunidad de Madrid), compró obras por valor de 175.000 euros de los artistas Amalia Pica, Armando Andrade Tudela, Laure Prouvost, Lily Renyaud Dewar, Yorgos Sapountzis, Francesc Ruiz y Eva Fàbregas.

Por su parte, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía adquirió 23 obras de 12 artistas por un montante total de 389.200 euros. Mientras, la Fundación Helga Alvear se hizo con uno de los trabajos más importantes de este año: “Pavilion for showing rock” de Dan Graham por medio millón de euros.

Ventas y galardones

Entre otras ventas también destacan la escultura “Mère et enfant” de Baltasar Lobo por 330.000 euros, “Escritura verde superior” de Jesús Rafael Soto por 800.000 euros y dos obras de Antonio López que fueron vendidas por Marlborough por 315.000 y 90.000 euros.

La pieza más cara encontrada en ARCOmadrid 2018 fue “Nature morte” de Pablo Picasso, valorada en 2,5 millones de euros. Por el contrario, “La noche es nuestra” de Pauline Fondevila y una escultura en ganchillo de Alex Francés se convirtieron en las más asequibles con un precio de 800 euros.

Por otra parte, el Premio ARCO Comunidad de Madrid se concedió este año a cuatro artistas jóvenes: Álex Reynolds, Cristina Garrido, Teresa Solar y Elena Alonso.

Tras el éxito de esta edición, la organización está trabajando en ARCOlisboa, que tendrá lugar del 17 al 20 de mayo en la Cordoaria Nacional de la ciudad lusa, así como en la convocatoria de ARCOmadrid 2019 que, con Perú como país invitado, se celebrará del 20 al 24 de febrero.